Análisis al Convenio Cambiario Nº 14 publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.584 de fecha 30 de diciembre de 2010

Autoridades del Ministerio del Poder Popular para la Planificación y Finanzas, y del Banco Central de Venezuela (BCV); Jorge Giordani y Nelson Merentes, respectivamente; informaron el jueves 30, la medida que entró en vigencia a partir del 1 de enero del 2011; al respecto señalaron que regirá un tipo de cambio oficial único de 4,3 bolívares por dólar, con lo que se pone fin a un sistema oficial dual pero se mantiene el control de cambio.

Tal y como lo señala el artículo 1 del Convenio Cambiario Nº 14 publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.584 de fecha 30 de diciembre de 2010; el cual se cita textualmente:

Artículo 1. A partir del 1° de enero de 2011, se fija el tipo de cambio en cuatro bolívares con dos mil ochocientos noventa y tres diezmilésimas (Bs. 4,2893) por dólar de los Estados Unidos de América para la compra, y en cuatro bolívares con treinta céntimos (Bs. 4,30) por dólar de los Estados Unidos de América para la venta.

A su vez este tipo de cambio será aplicable a la compra en el mercado primario y en moneda nacional de títulos de la República o de sus entes descentralizados emitidos o por emitirse en divisas.

Algunos expertos consideran la medida como una “devaluación de la moneda local y que el nuevo tipo de cambio impactará al 40 por ciento aproximadamente, en el valor de los rubros básicos que se importan bajo la extinta tasa preferencial y esto se traducirá en el incremento de los precios de venta de dichos productos al consumidor final.

Partiendo del criterio donde una de las consecuencias inmediatas de una devaluación consiste en el encarecimiento de las importaciones ya que se modifica la Base Imponible (Valor donde recae el peso de la Carga Tributaria), puesto que la divisa nacional tiene un menor valor frente a la divisa extranjera, y se requiere de más dinero para importar tanto bienes como servicios.

Aunado a lo anterior, el dinero que percibimos sigue siendo el mismo, pero éste dinero ha perdido valor a nivel internacional, y en nuestra economía personal la devaluación se ve reflejada en un aumento en los precios de ropa y calzado importados, productos alimenticios de origen extranjero, viajes, servicios de telefonía, entre otros; dependiendo de los rubros que sean afectados directamente por la medida.

En este sentido encontramos que el Convenio Cambiario Nº 14, Gaceta Oficial Nº 39.342 del 8 de enero de 2010; a diferencia del publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.584 de fecha 30 de diciembre de 2010; contemplaba un tipo de cambio de Bs. 2,60 por dólar de los Estados Unidos de América, para la liquidación de las operaciones de venta de divisas destinadas a los siguientes conceptos:

a) Importaciones para los sectores de alimentos, salud, educación, maquinarias y equipos, y ciencia y tecnología, de acuerdo con la política comercial establecida por el Ejecutivo Nacional.

b) Operaciones de remesas a familiares residenciados en el extranjero.

c) Pagos por gastos de estudiantes cursantes de actividades académicas en el exterior.

d) Pagos por gastos para recuperación de la salud, deporte, cultura, investigaciones científicas y otros casos de especial urgencia, a juicio de la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI).

e) Pagos a jubilados y pensionados residentes en el exterior.

f) Adquisición de divisas por parte de las representaciones diplomáticas, consulares, sus funcionarios, así como por parte de funcionarios extranjeros de los organismos internacionales, debidamente acreditados ante el Gobierno Nacional.

Lo anteriormente señalado, implica que los rubros de alimentos del literal a), pasaran de Bs. 2,60 por dólar de los Estados Unidos de América; a Bs. 4,30 por dólar de los Estados Unidos de América; así mismo, las remesas a familiares residenciados en el extranjero del literal b), el pago de gastos de estudio en el exterior del literal c); y los gastos médicos del literal d).

Sin embargo; en el caso del literal e), los jubilados y pensionados residenciados en el exterior, recibirán menos dólares en el extranjero por sus bolívares de su pensión en el país; sin menos cabo, de las incidencias en la adquisición de Divisas por parte de las representaciones diplomáticas, consulares; que deberán pasar a pagar de 2,60 a 4,30 Bs. Por dólar de los Estados Unidos de América.

Ahora bien, siguiendo con lo relacionado al literal a) antes señalado; bajo el convenio cambiario Nº 14 de enero de 2.010; existía una lista de rubros, estructuradas en Códigos Arancelarios; que indicaban con especificidad las mercancías sujetas al tipo de cambio de Bs. 2,60 por dólar y que ahora pasan a estar sujetas al 4,30 indicado en el Convenio Cambiario Nº 14 de diciembre de 2.010; y es en estos rubros donde se presupone exista mayor incidencia inflacionaria.

En el caso de Aduanas y a fin de establecer un criterio sobre el "Tipo de Cambio" aplicable a los efectos de la Valoración Aduanera y con ello la determinación de los tributos aduaneros; se debe considerar la “Tasa de Cambio” vigente del día hábil anterior a la fecha de la declaración de mercancía; por ello, se considera el contenido del artículo 9 del Convenio Sobre Valoración de la OMC, conocido como Manual o Código del GATT; el artículo en mención, se refiere al tipo de cambio a efectos de la valoración y determinación de la Base Imponible en Aduanas, el cual se cita textualmente:

"Artículo 9

1. En los casos en que sea necesaria la conversión de una moneda para determinar el valor en aduana, el tipo de cambio que se utilizará será el que hayan publicado debidamente las autoridades competentes del país de importación de que se trate, y deberá reflejar con la mayor exactitud posible, para cada período que cubra tal publicación, el valor corriente de dicha moneda en las transacciones comerciales expresado en la moneda del país de importación.

2. El tipo de cambio aplicable será el vigente en el momento de la exportación o de la importación, según estipule cada uno de los Miembros."

Por otra parte el mismo Acuerdo contempla una nota interpretativa al artículo 9, donde se expresa lo siguiente:

"Nota al artículo 9

A los efectos del artículo 9, la expresión "momento ... de la importación" podrá comprender el momento de la declaración en aduana.”

En virtud de que dicha normativa supranacional, permite establecer el tipo de cambio tanto para el momento de la llegada, así como para el momento de la declaración; y tomando en cuanta que en el caso de Venezuela, la Ley Orgánica de Aduanas contempla en su artículo 86 el "Hecho Imponible" aduanero, para el momento de la llegada de la mercancía a la Aduana Nacional habilitada para la respectiva operación.

Se debe aclarar que analizando los “Elementos del Tributo Aduanero” dicho supuesto de hecho (Art. 86 LOA), posee una dualidad en la temporalidad para su perfeccionamiento; ya que los tributos no se hacen líquidos y exigibles al momento de la llegada de mercancía; por lo que el momento en que si se perfecciona el "Hecho Imponible", es al registrar la Declaración de Aduanas, donde si se hace "Liquida y Exigible", en este sentido, las Circulares N° INA/DV/01/014 de fecha 29/03/2001 y SNAT/INA/2009/0050 de fecha 30/09/2009 contemplan que, a los fines de la autoliquidación, se debe tomar el tipo de cambio vigente para el día hábil anterior al día en que se realice la transmición y registro de la Declaración de Aduanas (DUA).

Todo lo antes expuesto, soporta Técnica y Jurídicamente el criterio, de que con el fin de realizar la Valoración de Mercancía, objeto de una operación aduanera; se debe tomar el tipo de cambio vigente para el día hábil anterior al momento de la declaración, por lo que existe un incremento de la "Base Imponible” en aduanas, al contrastarla con el valor de la divisa extranjera del tipo de cambio derogado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts