LOS INCOTERMS 2.010 DE LA CÁMARA DE COMERCIO INTERNACIONAL

Los Términos de Comercio Internacional; por sus siglas en ingles “INCOTERMS” International Commerce Temrs; fueron implementadas en 1936 por la Cámara de Comercio Internacional, con sede en París, Francia; con el objeto de reglar o armonizar el vocabulario del comercio internacional, y con ello facilitarlo en la misma medida en que se disminuyen las controversias y riesgos; a su vez los Incoterms, definen las responsabilidades del comprador y el vendedor para la entrega de bienes en virtud de contratos de venta internacional; en este mismo sentido, la Cámara de Comercio Internacional, también por sus siglas en ingles “ICC”, evalúa constantemente el uso de los mismos, constatando el impacto en el flujo comercial; es por ello, que cada diez (10) años aproximadamente, emite una actualización de estos términos.

Luego de una revisión completa de los Incoterms, por parte de la ICC; el 1 de enero 2011 entraran en vigor, las nuevas normas aplicables a las transacciones comerciales, coadyuvando al comercio internacional; está es una nueva revisión, lo que se traduce en profundos cambios al compararlos con los Incoterms empleados en el comercio mundial desde el año 2000.

Entre sus cambios se destaca la seguridad de la carga, y su importancia para muchos países; así mismo, la revisión de 2004 del Código Uniforme de Comercio de Unidos Estados, donde se dio lugar a una supresión de la primera expedición de EE.UU. en condiciones de entrega. Por otra parte, se incluyó en la versión revisada de las reglas Incoterms, la adopción en 2009 por los mercados de seguros de la versión revisada del Instituto Cargo Clauses (LMA / UCI) (2009).

Las nuevas normas se han desarrollado para tener en cuenta estos cambios, así como otras tendencias en las prácticas comerciales internacionales.

El uso constante de conteiner y de condiciones de entregas de punto a punto, convenció a la Corte Penal Internacional (CPI); para introducir dos nuevos términos de entrega, estudiados por la ICC, hasta su aprobación. Los Incoterms, se agrupan básicamente en dos grupos; los cuales corresponden: 1) Sólo al transporte marítimo y 2) Los adecuados para los contratos de venta o en los modos de transporte se utilizan cualquier modo, también llamados polivalentes; está clasificación se detalla más adelante.

A la luz de los incoterms 2010, han reducido de trece a once los términos; situación que simplifica el entendimiento y el uso de estos, ya que había algunos que se utilizaban muy poco. Sin embargo, existen cambios no sólo de eliminación; sino también se crean algunos nuevos; para aclarar este punto, se presentan a continuación, los incoterms que se eliminan y las nuevas incorporaciones al léxico internacional.

Los Incoterms que se eliminan son los siguientes cuatro (04):

• El primero en ser eliminado es el DDU (Delivered Duty Unpaid)

• Un segundo incoterm que es eliminado es el DAF (Delivered At Frontier)

• Un tercer incoterm en ser eliminado es el DES (Delivered Ex Ship)

• Y el cuarto incoterm eliminado es el DEQ (Delivered Ex Quay).

Los nuevos incoterms 2010 son:

• Incoterm DAT (Delivered At Terminal)

• Incoterm DAP (Delivered At Place)

Los Incoterms 2000, contenían trece (13) incoterms; sin embargo, la Cámara de Comercio Internacional, eliminó cuatro (04), al mismo tiempo que incorporó los dos (02) nuevos para sumar los once (11) que se clasificaran según se señalan a continuación:

Incoterms (del 1 al 7) utilizados en cualquier modo de transporte:

EXW, FCA, CPT, CIP, DAT, DAP, DDP.

Incoterms (del 8 al 11) relativos al transporte por vías navegables:

FAS, FOB, CFR, CIF.

Para mayor entendimiento, a continuación se definen los nuevos Incoterms:

DAT (Delivered At Terminal)

Entrega en el Terminal: Este Incoterm seguramente viene a sustituir a los incoterms DES y DEQ, ya que se refiere a la entrega en el terminal, puerto o aeropuerto de destino, pero sus especificaciones no se han determinado, por lo que se espera la publicación oficial de este incoterm.

DAP (Delivered At Place / Delivered at Point)

Entrega en un Punto o un lugar: Este Incoterm será seguramente el sustituto del DDU y el DAF, más aún un, es el incoterm más flexible y que se adapta mejor a la realidad del comercio internacional; ya que se refiere a la entrega en un lugar acordado por las partes contratantes, Importador y Exportador.

El SUCRE

Este lunes 30 de agosto de 2.010; en la Gaceta Oficial N° 39.498, fue publicada La Resolución mediante la cual se dispone que los bienes objeto de las operaciones de importación y exportación que efectúen las empresas domiciliadas en la República Bolivariana de Venezuela, con el Estado Plurinacional de Bolivia, la República de Cuba, la República de Ecuador y la República de Nicaragua, en el marco del Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (SUCRE), son todas aquellas mercancías o productos de dichos países, que cumplen origen conforme a los Acuerdos aplicables en materia industrial y comercial, suscritos por la República Bolivariana de Venezuela; por parte de los Ministerios del Poder Popular de Planificación y Finanzas, para el Comercio, para las Industrias Básicas y Minería, para la Agricultura y Tierras, para la Energía y Petróleo, para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias y para la Alimentación.

En la ciudad Boliviana de Cochabamba, en fecha 17 de octubre de 2009; fue aprobada la creación y entrada oficial del SUCRE; cuya entrada en vigencia fue el 27 de enero de 2010, en una reunión de ministros de agricultura de los países miembros; donde se realizó la primera transacción regional bajo el sistema SUCRE, cuya operación fue la compra de un cargamento de arroz venezolano por Cuba el 4 de febrero; con un valor inicial del signo monetario de $1,25.


En este sentido, el SUCRE (Sistema Único de Compensación Regional), es la unidad de cuenta monetaria común para los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), más Ecuador (que para aquel momento no pertenecía al ALBA); y cuyo ámbito de aplicación es intraregional (En cierta forma Sucre, pretende ser para el ALBA, lo que es Euro en la Unión Europea); este instrumento es en primera instancia una unidad de cuenta y de valor monetario; más aún, “no es una moneda con organismo emisor de piezas y billetes de curso legal”; cuyo objetivo es reemplazar al dólar estadounidense en el comercio intraregional que exista entre los nueve países que firmaron su adhesión al ALBA: la República Bolivariana de Venezuela, la República de Cuba, la República de Bolivia, la República de Nicaragua y la Mancomunidad de Dominica, la República de Honduras, la República de Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda; lo cual representa una dimensión territorial y poblacional, con la siguientes características:


País                                                       Superficie/km2                              Población

Venezuela                                                   916.445                                     27.000.000

Cuba                                                           110.860                                    11.400.000

Bolivia                                                       1.098.545                                     9.630.000

Nicaragua                                                     129.494                                     5.470.000

Mancomunidad de Dominica                                754                                          70.000

Honduras                                                      122.702                                     7.326.000

San Vicente y las Granadinas                                389                                        117.500

Ecuador                                                         256.370                                  14.233.000

Antigua y Barbuda                                                 443                                        68.700

Total                                                           2.636.002                                  75.315.200


Para el intercambio comercial bajo este sistema de compensación de pagos internacionales, se consideró la moneda local de cada país miembro del ALBA y su valor cambiario, principalmente a efectos de la evaluación de las Balanzas Comerciales; donde entre sus monedas encontramos las siguientes:

     País                                                   Moneda

Antigua y Barbuda                                  Dólar del Caribe-Este
Bolivia                                                    Boliviano
Cuba                                                      Peso cubano
Dominica                                                Dólar del Caribe-Este
Ecuador                                                 Dólar estadounidense
Guatemala                                              Lempira
Nicaragua                                              Córdoba
San Vicente y las Granadinas                  Dólar del Caribe-Este
Venezuela                                              Bolívar

Sin embargo, a efecto comercial; de ahora en adelante y de acuerdo a las normativas que se dicten a estos efectos; las transacciones comerciales internacionales de Venezuela con el resto de los países miembro del ALBA, se realizaran a través de dicha moneda que en un inicio tiene un carácter virtual; y por medio del Banco del ALBA, entidad regional donde los estados participantes colocan sumas de capital en dicho banco, creando un Fondo para la Compensación y otros mecanismos regulatorios, con miras a disminuir las asimetrías financieras.

La Unidad Tributaria, el Incremento y la Evolución Cronológica de su Valor

La Unidad Tributaria: Es una Unidad de Medición o Variable Aritmética, que permite mantener actualizadas las cuantías de las sanciones pecuniarias, en razón de la inflación a lo largo del tiempo; por ello, se reajusta el valor de la unidad tributaria (U.T.) dentro de los quince (15) primeros días del mes de febrero cada año, aproximadamente; previa aprobación de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional; todo ello basados en la variación producida en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del año inmediatamente anterior, publicado por el Banco Central de Venezuela. Este mecanismo de ajuste inflacionario, de las mediciones o cuantías establecidas en las leyes; fue introducida en Venezuela en el año de 1994; a estos efectos, el 24 de febrero del presente año, mediante la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.623, se publicó la Providencia Administrativa Nº SNAT/2011-0009 de esa misma fecha, en la cual se reajusta el valor de la unidad tributaria de Bs. 65,oo  a Bs. 76,oo; en virtud de lo anteriormente expuesto, se presenta a continuación el cuadro histórico con el valor de la U.T. desde su implementación:


        Año                   Valor de la U.T.                                     Gaceta Oficial           
  • 2011                    BsF. 76,oo                                  N° 39.623 del 24-02-2011
  • 2010                    BsF. 65,oo                                  N° 39.361 del 04-02-2010
  • 2009                    BsF. 55,oo                                  N° 39.127 del 26-02-2009
  • 2008                    BsF. 46,oo                                  N° 38.855 del 22-01-2008
  • 2007                    Bs. 37.632                                  N° 38.603 del 12-01-2007
  • 2006                    Bs. 33.600                                  N° 38.350 del 04-01-2006
  • 2005                    Bs. 29.400                                  N° 38.116 del 27-01-2005
  • 2004                    Bs. 24.700                                  N° 37.877 del 11-02-2004
  • 2003                    Bs. 19.400                                  N° 37.625 del 05-02-2003
  • 2002                    Bs. 14.800                                  N° 37.397 del 05-03-2002
  • 2001                    Bs. 13.200                                  N° 37.194 del 10-05-2001
  • 2000                    Bs. 11.600                                  N° 36.957 del 24-05-2000
  • 1999                    Bs. 9.600                                    N° 36.673 del 05-04-1999
  • 1998                    Bs. 7.400                                    N° 36.432 del 14-04-1998
  • 1997                    Bs. 5.400                                    N° 36.220 del 04-06-1997
  • 1996                    Bs. 2.700                                    N° 36.003 del 18-07-1996
  • 1995                    Bs. 1.700                                    N° 35.748 del 07-07-1995
  • 1994                    Bs. 1.000                                    N° 4.727 Ext. del 27-04-1994
Información Importante: Desde diciembre de 2007, se estableció el proceso de conversión monetaria en Venezuela; en virtud de ello, a la expresión monetaria del bolívar se le eliminaron tres dígitos; por ello, en el cuadro descriptivo anterior, existe una diferencia en la expresión monetaria del valor de la Unidad Tributaria, a partir del año 2008

Los Ingresos Públicos

La corriente económica-financiera que el Estado estima y recaba para cumplir con sus propios fines se le denomina “Ingresos Públicos”, por lo que se ejecuta la Acción del Estado a efecto de procurarse los medios necesarios para el gasto público, con ello satisfacción de las necesidades públicas y de sus propios fines, para esto los ingresos públicos deben cumplir con los principios de la gestión fiscal establecidos en el artículo 311 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), por consiguiente es primordial destacar, que existe entre sus principios el equilibrio fiscal, por lo que los ingresos ordinarios deben ser suficientes para cubrir los gastos ordinarios, para mayor entendimiento se presenta la siguiente clasificación de ingresos:



1. Por la Temporalidad:

1.1. Ingresos Ordinarios (Lo percibe de manera regular o constante)

1.1.1. Impuesto Sobre La Renta Impuesto Sobre Sucesiones, Donaciones y demás Ramos Conexos.

1.1.2. IVA

1.1.3. Renta Aduanera

1.1.4. Impuesto Sobre Producción (Cigarrillo, Licores, etc.)



1.2. Ingresos Extraordinarios (Lo percibe el Estado de manera ocasional)

1.2.1. Crédito Público

1.2.2. Acuñación Monetaria

1.2.3. Ingresos por venta de inmuebles del estado.

1.2.4. IDB

1.2.5. Conjunto de ingresos que obtiene el Estado de manera ocasional



2. Por su Procedencia Económica:

2.1. Ingresos Tributarios (Materia Impositiva)

2.1.1. Impuestos Directos

2.1.1.1. Impuesto Sobre La Renta

2.1.1.2. Impuesto sobre Sucesiones, Donaciones y Demás Ramos Conexos

2.1.2. Impuestos Indirectos

2.1.2.1. Producción y Consumo

2.1.2.1.1. IVA

2.1.2.1.2. Licores

2.1.2.1.3. Cigarrillos

2.1.2.1.4. Fósforo

2.1.2.1.5. Derivados del Petróleo

2.1.2.2. Sobre Transacciones

2.1.2.2.1. Timbres Fiscales

2.1.2.3. Sobre Transporte

2.1.2.4. Renta Aduanera


2.2. Ingresos No Tributarios (Otros)

2.2.1. De Dominio Territorial

2.2.1.1. Hidrocarburos por Explotación

2.2.1.2. Gas por Explotación

2.2.2. Renta de Minas

2.2.2.1. Tierras Ociosas

2.2.2.2. Minería

2.2.3. Dominio Comercial

2.2.3.1. Interese y Dividendos

2.2.3.2. Utilidades y Beneficios


La clasificación presentada de los ingresos públicos, refleja las naturaleza de los impuestos, por lo que se puede inferir los órganos de la Administración Pública que ejercen competencia en dicha materia; en este sentido, se puede determinar la vinculación, como por ejemplo: Renta de Minas con el Ministerio de Energía y Petróleo; de esta misma manera se vincula la Renta Aduanera al Ministerio de Finanzas por órgano del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), específicamente por las aduanas, por lo que se observa parte de la vinculación de la materia del control fiscal y la materia aduanera (Ingresos Públicos-Órgano Recaudador), así como también se puede observar que la estructura financiera fiscal del Estado, vinculada a la clasificación presentada, es fundamentamental en el estudio de las Ciencias Fiscales.

INICIOS DE LA TRIBUTACIÓN EN VENEZUELA

La mayoría de los Historiadores de Venezuela, están contestes en que la fecha inicial de la Hacienda en Venezuela, se inicia con el reinado de Doña Juana la Loca, quien dicta las primeras instrucciones en “REAL CÉDULA”, de 17 de febrero de 1.531; donde se confirma la estructura organizativa de: Tesorero, Contador y Factor-Veedor; quienes eran nombrados por el Rey independientemente del Gobernador, a su vez, en ese mismo instrumento legal, se establecen las regalías e impuestos a cobrar, de las que destacamos los siguientes:

La Corona, por lo general concedía algunas de estas regalías, previo pago del Quinto de los beneficios obtenidos, el llamado “Quinto Real”, sobre esto se basa el sistema impositivo de la época.

El Quinto Real: Data de 1.504, su cobro se realizó sobre el oro y las transacciones esclavistas.

El Almogarifazgo: Se cobraba por todas las mercancías que entraban o salías de los puertos y fue el primer impuesto Ad-Valoran; y representó entre un 5 % y un 15% para la entrada y 2,5% para la salida.

Aramada y Armadillo: Estos derechos se cobraban para sufragar gastos militares de la Marina Armada, lo que representaba un 2% de entrada o salida.

Corso o Avería: Se cobraba para atender a la Policía Marítima, y representaba un 2% para la entrada o la salida.

Alcabalas: Impuesto de origen Musulman, que se comenzó a cobrar en Venezuela, por toda compra o venta, con un 2%; este fue muy famoso en la época por el odio que despertó en la población porque lo pagaban todo el pueblo.

Tafias: Impuesto sobre la fabricación de Aguardiente, de este se pagaba un peso por cada barril.

Lanzas: Derecho pagado a la Corona por recibir Titulos Nobiliarios.

Media Anata: Se aplicaba a los empleados, debían pagar la mitad de lo que ganaban en un año; lo mismo de los oficios y mercedes; todo esto sólo por el primer año de trabajo.

Diezmo: Su producto se destinaba para pagar el culto Católico, y representaba entre el 5% y el 10% de la producción agrícola.

Como se puede apreciar, en virtud de lo anteriormente expuesto, las Aduanas en Venezuela y los Impuestos, tienen su aparición entre los años 1551 y 1700, según lo plantea Rivas (2000), razón por la cual, a continuación, se resumen algunos aspectos que darán una idea cercana al origen y evolución de la Tributación en Venezuela

En el año 1548 se fundó Borburata (Puerto Cabello), un pequeño poblado en la costa de la región central, en la cual se inició cierto comercio acelerando el proceso de poblamiento y conquista hasta entonces muy lento. Muy pronto, aun las naves procedentes de Santo Domingo y de Margarita, prefirieron tomarlo como sitio de arribada desde el cual a su vez distribuía la carga con destino a Coro y el Tocuyo, fundada ésta apenas en 1545. Además por su ubicación servia como un punto de avanzada hacia varias direcciones.

Posteriormente Borburata (Puerto Cabello), se convirtió en el sitio más concurrido por los navíos del tráfico de cabotaje y de las islas antillanas, por la cual decidieron residenciar a los “OFICIALES REALES” en Coro, mas que a un Intendente del Tesoro y otro Contador, se estableciesen permanentemente hay, para que realizasen las funciones correspondientes a sus principales; pero solo había transcurrido un año, luego de que se advirtiera, que esta organización de la Hacienda local no dispondría de la cantidad cobrada por los negocios de ese puerto, debido a que con la creciente del comercio marítimo se sumo el descubrimiento del oro en las regiones vecinas; siendo este el sitio de partida y almacenamiento de la mercadería, atrayendo a los corsarios, piratas y contrabandistas.

Es importante resaltar, que entre el periodo colonial del 1551 al 1600 el mayor indicador del flujo comercial fue el “ALMOJARIFAZGO”, el cual fue el primer arancel ad-valorem aplicado en Venezuela; este se creo con el fin generar ingresos públicos provenientes de la entrada y salida de las mercancías entre Venezuela y España, con un importe del 5% que se mantuvo hasta 1583 y que luego en 1584 pasaría hacer a 2,5 %.

En este sentido, Polanco (citado en Rivas, 2000), hace referencia que a principios del siglo XVIII, en la estructura económica de la colonia venezolana, se observa un auge en la producción de cacao, caña de azúcar y tabaco, sin menoscabo de la industria pecuaria, que también incremento sus cifras, siendo el contrabando la principal fuente de ingresos.

Aproximadamente dos siglos después, en la fecha del 25 de septiembre de 1728, el Rey Felipe V, expidió una cedula, para crear atribuciones y funciones a la real Compañía Guipuzcoana de Caracas, siendo la misión primordial de esta compañía, la de eliminar el contrabando, combatir la piratería, para de esta forma hacer mas productivas las provincias conquistadas, cuyas actividades duraron alrededor de unos sesenta años.

En 1.781, la llamada “Rebelión de los Comuneros”, se originó en la Villa del Socorro, Virreinato de la Nueva Granada; en virtud de un impuesto al tabaco y al Aguardiente, entre otras medidas impositivas, eso genero un contagio de acciones en la provincia andina, específicamente en: La Grita, San Cristóbal, Mérida y Trujillo; por lo que al grito de: “Viva el Rey y Muera el Mal Gobierno”, se levanto la colonia Española en el nuevo mundo, contra un régimen impositivo cada vez más estricto, lo cual era efecto de la creación del la Real Intendencia del Ejercito y la Real Hacienda de la Capitanía General de Venezuela.

LA GESTIÓN DE RIESGO EN ADUANAS

A continuación les presento un documento emanado de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), referido a la Gestión de Riesgo y su importacia para el Control Aduanero; así como para el Comercio Internacional. Este documento fué publicado en Junio de 2.010 y coincide con el contenido y conclusiones de mi Trabajo Especial de Grado en la Escuela Nacional de Administración y Hacienda Pública (ENAHP-IUT); así como tambien concuerda con uno de los escritos publicados en  octubre de 2009 en este medio (Blog), titulado "El Control y Los Ingresos Públicos".

Adicionalmente, se les presenta un documento tambien emanado del mismo organismo internacional, contentivo de las Observaciones finales realizadas por Kunio Mikuriya, Secretario General de la OMA en el Foro de administración de riesgos de OMA realizado en Bruselas, en fecha 28-29 de junio de 2010.

Aplicación y cumplimiento de normas - visión general ¿Qué es aduanas y cumplimiento de normas?

La aplicación de normas en aduanas se refiere a la protección de la sociedad y combatir la delincuencia organizada transnacional basada en los principios de gestión del riesgo. En cumplimiento de este mandato, los servicios de represión de aduanas están involucrados en una amplia gama de actividades relacionadas con la información y el intercambio de inteligencia, la lucha contra el fraude comercial, la falsificación, el contrabando de mercancías altamente consumida (especialmente cigarrillos y alcohol), tráfico de drogas, vehículos robados, el blanqueo de dinero, delincuencia electrónica, contrabando de armas, materiales nucleares, residuos tóxicos y las armas de destrucción en masa. Las actividades de aplicación también tienen por objeto proteger la propiedad intelectual y cultural y en peligro de extinción de especies de plantas y animales.

Con el fin de ayudar a mejorar la eficacia de sus esfuerzos de cumplimiento de sus miembros y lograr un equilibrio entre el control y la facilitación, la OMA ha desarrollado un programa de capacitación y asistencia técnica integral. Además, ha establecido regionalmente, oficinas de enlace de inteligencia (RILOs) que son compatibles con una base de datos global, la red aduanera de la aplicación (CEN), a fin de facilitar el intercambio y el uso de la información.

La OMA también ha desarrollado instrumentos para la cooperación internacional en forma del acuerdo revisado de bilateral de modelo (MBA), el Convenio de Nairobi que prevé la asistencia administrativa mutua en la prevención, investigación y represión de delitos de aduanas y la Convención de Johannesburgo que prevé la asistencia administrativa mutua en materia aduanera. Control de aduanas y la observancia de la OMA, por tanto, programa apunta a promover prácticas de aplicación efectiva y promover la cooperación entre sus miembros y con sus diversos interlocutores competentes y las partes interesadas.

En el contexto de las prioridades establecidas en el plan estratégico, que están definidas por los diputados, la OMA actualmente está dando prioridad a otras nuevas iniciativas importantes, uno de ellos la seguridad y la facilitación de la cadena de suministro de comercio internacional

Los actores de comercio del mundo reconocen que el comercio internacional es un controlador esencial para la prosperidad económica. El sistema de comercio mundial es vulnerable a la explotación de terrorista que podría dañar gravemente a toda la economía mundial.

Las autoridades gubernamentales que controlar y administrar el movimiento internacional de mercancías, las administraciones aduaneras están en una posición única para proporcionar mayor seguridad a la cadena de suministro de comercio mundial y contribuir al desarrollo socio-económico a través de los ingresos colección y facilitación del comercio. Por estas razones, es imperioso de la OMA desarrollar una estrategia que aseguraría el movimiento del comercio mundial de una manera que no obstaculice pero, por el contrario, facilita el movimiento de este comercio.

Foro de administración de riesgos de OMA

Bruselas, 28-29 de junio de 2010

Observaciones finales por Kunio Mikuriya, OMA Secretario General

Buenas tardes.

Durante los últimos dos días, hemos tenido la oportunidad de disfrutar de muchas presentaciones interesantes y discutir muchos  aspectos diferentes de la gestión del riesgo. Los últimos días han reunido a una amplia gama de experiencia en gestión de riesgo en diversas esferas, lo que nos permite intercambiar experiencias, mejores prácticas y abordar ambos actual y nuevos retos en relación con nuestro entorno operativo cambia constantemente.

Antes de dar las gracias a todas las partes que contribuyen al Foro y dejar que todos ustedes ir a casa, me gustaría referirme brevemente a algunos de los temas claves que han surgido durante el Foro. Estoy seguro que no es necesario para convencerle acerca de los beneficios de la gestión del riesgo. Ellos son evidentes, como hemos escuchado una vez más durante los últimos dos días.

Como se señala en el grupo 1, en la era de la estática o disminución de los recursos y altos volúmenes de comercio y los viajes; la gestión de riesgos es una necesidad para el servicio de aduanas y organismos de la frontera. Según lo expresado por los hablantes del grupo 1; la gestión del riesgo, es algo que debe aplicarse en toda la organización, desde los más altos niveles de adopción de decisiones a nivel del terreno. Desde una perspectiva organizacional, la gestión de riesgos proporciona a las administraciones aduaneras con un marco estructurado para la toma de decisiones y permite la mejor asignación de recursos que conduce a un más eficiente logro de los objetivos de la organización. En el nivel de riesgo operacional, la administración permite aduanera para lograr mejor el equilibrio entre la facilitación y control y concentrarse en mercancías y pasajeros que presentan el mayor riesgo. Esta parte es teórica, pero también es bueno para los oficiales de aduanas comprender la teoría detrás de su trabajo diario.

La discusión en el grupo 2 mostró claramente cuán importantes tempranos y precisos los datos se encuentran en la gestión de los riesgos. Al mismo tiempo que se hizo evidente que la inteligencia tiene un papel clave en el apoyo a las prácticas de gestión de riesgo toma de decisiones en todos los niveles. Para facilitar la información y las corrientes de inteligencia en los contextos de intra y extra institucional, diferentes automatizado intercambio de información y análisis de herramientas pueden facilitar enormemente la labor del servicio de aduanas y otros organismos de la frontera. Uno de los mensajes claves que surgieron también relacionado con la importancia de la Asociación de comercio de aduanas que permite las prácticas de gestión de riesgo más eficientes a través de la prestación de oportuna y la calidad de los datos. De hecho cómo obtener y administrar los datos ha sido un tema central para todas las sesiones de panel.

La discusión sobre los ingresos relacionados con los riesgos en el grupo 3 demostraron claramente que la administración de riesgos puede ayudar a mejorar la recaudación de ingresos, a menudo asistida por la tecnología de la información (TI). Por supuesto, hay una implicación de costo, pero las inversiones en sistemas que permiten mejores prácticas de gestión de riesgo son relativamente baratas en comparación con los rendimientos de los ingresos que pueden traer. En este sentido, es importante medir el rendimiento de un sistema de gestión de riesgo. También es necesario abordar la cuestión del sector del comercio informal y para ver si hay disponibles medidas para alentar a los comerciantes informales para convertirse en parte del sector del comercio formal. Cooperación con las administraciones fiscales en compartir información es identificada como una medida eficaz para abordar esta cuestión.

Las presentaciones y debate en el grupo 4 indican que, cuando los riesgos en materia de gestión de la seguridad y la salud, existe una necesidad de buena cooperación nacional e internacional entre diferentes organismos con responsabilidades de control de frontera. También, además de organizaciones no gubernamentales ONG, esta cooperación debe incluir el sector privado. Mientras que los riesgos podrían ser percibidos desde diferentes ángulos, el objetivo final de otros organismos de la frontera es similar a la de aduanas. Por lo tanto, es esencial para asegurar la consistencia en la gestión de riesgo entre los organismos de la frontera. Es útil compartir información en tiempo real para llevar a cabo operaciones conjuntas para la dirección de riesgos comunes, facilitados por el uso de tecnología de la información, tales como CENcomm – sistema de comunicación segura de la OMA – en estrecha colaboración con la policía y otros organismos de la frontera. También es necesario aplicar la mente de uno en la identificación de riesgo por discernir la discrepancia entre el documento de aduanas y el documento comercial, evidenciada por el modelo de evaluación de riesgo de derechos de propiedad intelectual.

Basado en el grupo 5 es evidente que las tecnologías modernas nos brindan grandes oportunidades en relación con la gestión del riesgo. Estas oportunidades – tanto de TI y de inspección relacionados con – debería utilizarse la tecnología a la medida de lo posible facilitar nuestra labor en la gestión de diversos riesgos en nuestro entorno operativo. El uso de nCEN en la conexión de bases de datos nacionales y que de los registros de nombres de pasajeros en el área de transporte aéreo tiene un gran potencial para ayudar a la aduana en la evaluación de los riesgos se atribuye a la circulación transfronteriza de bienes y personas. Sin embargo, también debemos recordar que estas herramientas se apoyan en la naturaleza y no deben considerarse como una solución ya preparada. Toma tiempo para implementar un sistema de gestión de riesgo, ya que es un proceso de aprendizaje continuo. Tenemos que actualizar continuamente para mantenerse al día con los desarrollos en el entorno operativo. Estafadores y contrabandistas son siempre por delante de aduanas y otros organismos encargados de hacer cumplir la ley. En este contexto, el valor de los oficiales capacitados y calificados en todos los niveles de la organización no debería subestimarse. Después de todo, el personal y los empleados son nuestros activos más grandes en la ejecución y gestión de riesgos eficaz de funcionamiento.

Como ha señalado en el grupo 6, fomento de la capacidad y asistencia técnica son de hecho importantes para habilitar la aplicación de la gestión de riesgo. A menudo hablamos de la necesidad de garantizar la gestión de riesgo coherentes y comparables a nivel mundial, pero esto probablemente comenzará a nivel subregional y regional. La OMA es compatible con los miembros en la aplicación de herramientas de la OMA y a maximizar el uso de tecnología de la información, pero sobre todo, lo que es necesario es cambiar la cultura por facilitación del envolvente para implementar la administración de riesgo. La OMA junto con sus asociados de negocios y otras necesidades de las organizaciones internacionales para asegurarse de que nuestros miembros en desarrollo recibirán asistencia en su gestión de los riesgos relacionados con esfuerzos. Puedo asegurarles que bajo mi mandato como Secretario General, la OMA estará activa para ayudar a sus miembros en sus esfuerzos para construir la capacidad de gestión de riesgo.

Basado en todos los debates diferentes durante el Foro, es evidente que las administraciones aduaneras parecen comprender los conceptos de gestión de riesgo diferentes bastante bien. Por lo tanto, el reto futuro se refiere a la puesta en práctica de esta teoría.

El compendio de administración de riesgos será una herramienta práctica, que constituirá una base sólida para la gestión de riesgos en las aduanas. Como se mencionó ayer, está dirigido a permitir que los miembros de la OMA implementar un programa de gestión global de riesgos y la cultura a lo largo de todos los niveles de adopción de decisiones distintos de sus organizaciones. También proporcionará a una guía práctica apoyada por muchos de los estudios de casos y ejemplos prácticos, llevando a las mejores prácticas.

Sin embargo, la creación de herramientas por sí solas no es ninguna bala de plata sin su correcta aplicación en el plano nacional. Reconociendo el desafío del ejecución, espero con interés a los talleres regionales, que tendrán un enfoque parte dispositivo que permite la concentración sobre aspectos de implementación diferente de una cultura de gestión de riesgo y un programa en toda la organización. Necesitamos saber de usted acerca de sus problemas, cómo los superado y cuáles son los desafíos pendientes, que se alimenta a los seminarios regionales y, eventualmente, el compendio. En paralelo vamos a desarrollar un grupo de expertos para responder a las necesidades futuras de seminarios nacionales.

Una vez más, me gustaría darle las gracias a todos por su contribución y participación en este importante evento. Espero que fuimos capaces de proporcionar una oportunidad para que los participantes a establecer contactos bilaterales y estoy seguro de que todos los oradores están dispuestos a compartir más información en respuesta a otras preguntas. También me gustaría agradecer a todo el personal de la Secretaría de la OMA y nuestros intérpretes posibilitando este foro. Por último, pero no menos importante también me gustaría dar las gracias al Presidente del Foro, director Mike Schmitz, por su excelente trabajo antes de mudarse a una merecida jubilación mañana e iniciar su trabajo a tiempo completo como un abuelo.

Con estas palabras me gustaría cerrar el Foro de gestión de riesgos de OMA y deseo a todos un hogar seguro de viaje.

Muchas gracias.

Kunio Mikuriya

OPERACIONES DE COMPRA Y VENTA DE TÍTULOS A TRAVES DEL SISTEMA DE TRANSACCIONES CON TÍTULOS EN MONEDA EXTRANJERA (SITME)

1. Las personas naturales o jurídicas interesadas en efectuar operaciones de compra y/o venta, en bolívares, de títulos valores denominados en moneda extranjera que se negocian en los mercados internacionales, deberán dirigirse al banco universal, banco comercial o entidad de ahorro y préstamo de su preferencia, y manifestar la intención de efectuar operaciones de compra y/o venta, en bolívares de títulos valores denominados en moneda extranjera que se negocian en los mercados internacionales.

2. El monto mínimo de compra y de venta será de un mil dólares de los Estados Unidos de América (US$ 1,000,00) y múltiplos de un mil (1.000).

3. Para poder efectuar la venta de títulos por parte de las personas naturales o jurídicas, el banco universal, banco comercial o entidad de ahorro y préstamo debe verificar la tenencia de los mismos y puede solicitar su custodia.

4. El banco universal, banco comercial o entidad de ahorro y préstamo mantendrá informado a su cliente del resultado de su orden de compra o venta.

5. La compra o venta de los títulos se liquidará con fecha valor tres (3) días hábiles bancarios, contados a partir de su fecha de pacto en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME).

En este sentido, cabe destacar lo siguiente:

Las Personas Naturales:

1) Sólo podrán comprar hasta 1.000$ mensuales para completar remesas familiares.

2) Hasta 5.000$ anuales para completar gastos de estudios en el exterior o para gastos de viajes al exterior.

3) Hasta 10.000$ anuales para completar gastos de casos especiales como gastos médicos o para adquisición de bienes para la prestación de servicios profesionales.

4) Hasta 150.000$ anuales por la venta de activos tangibles cuando cambie de residencia al exterior.


Las personas jurídicas:

Sólo podrán comprar hasta 50.000$ diarios y hasta un máximo de 300.000$ mensuales para:

1) Bienes y servicios NO incluidos en la lista 1 y 2 de bienes prioritarios del Ejecutivo.

2) Bienes y servicios Si incluidos en la lista 1 y 2 de bienes prioritarios del Ejecutivo PERO que no hayan recibido dólares de CADIVI en los últimos 90 días.

3) Bienes de capital.


En virtud de lo antes expuesto, a continuación se presentan las normativas a considerar a los efectos de la compra-venta a través del Sistema de Transacciones con Títulos Valores en Moneda Extranjera (SITME):


CONVENIO CAMBIARIO Nº 18


El Ejecutivo Nacional, representado por el ciudadano Jorge Giordani, en su carácter de Ministro del Poder Popular de Planificación y Finanzas, autorizado por el Decreto Nº 2.278 de fecha 21 de enero de 2003, por una parte; y por la otra, el Banco Central de Venezuela, representado por su Presidente, Nelson J. Merentes D., autorizado por el Directorio de ese Instituto en sesión Nº 4.296, celebrada el 1° de junio de 2010, de conformidad con lo previsto en el artículo 318 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con lo dispuesto en los artículos 5, 7, numerales 2), 5) y 7), 21, numerales 16) y 17), 34, 122 y 124 de la Ley del Banco Central de Venezuela; 9 de la Ley Contra los Ilícitos Cambiarios; y 3 del Convenio Cambiario Nº 1 del 5 de febrero de 2003, han convenido lo siguiente:


Artículo 1. El Banco Central de Venezuela regulará, mediante Resolución dictada por su Directorio, los términos y condiciones de la negociación, en moneda nacional, y a través del sistema que disponga al efecto, de los títulos de la República, sus entes descentralizados o de cualquier otro emisor, emitidos o por emitirse en divisas.

A tales fines, el Instituto determinará una banda de precios conforme a la metodología que estime conveniente.


Artículo 2. En la regulación que el Banco Central de Venezuela dicte de conformidad con lo previsto en el artículo 1 del presente Convenio, el Instituto establecerá las instituciones autorizadas a participar en el referido sistema, los requisitos a ser cumplidos por éstas a los fines de su participación, los tipos de operaciones que estarían autorizadas y los términos de las mismas, así como los mecanismos para el seguimiento y control de las operaciones que se realicen a través de dicho sistema, y la evaluación de su ejecución.


Artículo 3. En el momento que estime conveniente, el Directorio del Banco Central de Venezuela podrá autorizar, a través de la regulación correspondiente, los términos y condiciones en los que podrán realizarse las operaciones de canje de títulos valores en moneda nacional por títulos denominados en moneda extranjera, con el objeto final de obtener la liquidación de saldos en moneda extranjera por la enajenación de los mismos en una oportunidad previa a su fecha de vencimiento.


Artículo 4. Los operadores cambiarios fronterizos autorizados por el Banco Central de Venezuela para operar de conformidad con lo establecido en la Ley General de Bancos y Otras Instituciones Financieras, sólo podrán realizar aquellas operaciones de compra o venta de pesos colombianos o reales brasileros, según corresponda a su ubicación

geográfica, en monedas y billetes, cuando así los autorice el Directorio del Banco Central de Venezuela mediante Resolución dictada al efecto, sin perjuicio de las facultades de inspección, vigilancia, supervisión, regulación y control otorgadas a la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras.


Los operadores cambiarios fronterizos deberán suministrar a la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI) la información que ésta les requiera, y quedan exentos de la obligación de venta de las divisas al Banco Central de Venezuela.


Artículo 5. El presente Convenio entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.


Dado en Caracas, al primer (1°) día del mes de junio de dos mil diez. Año 200º de la Independencia y 151º de la Federación.


Jorge Giordani                                                                    Nelson J. Merentes D.

Ministro del Poder Popular                                                 Presidente del Banco

de Planificación y Finanzas                                                 Central de Venezuela


Publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 39.439 de fecha 4 de junio de 2010.


EL Convenio Cambiario N° 18, debe de concatenarse con la siguiente Resolución:



RESOLUCIÓN N° 10-06-01


El Directorio del Banco Central de Venezuela, en ejercicio de las facultades que le confieren los artículos 5, 7, numerales 2), 7) y 8), 21, numerales 16), 17) y 18), 52, 57, 61, 122 y 124 de la Ley que rige al Instituto, en concordancia con lo dispuesto en los artículos 3 y 5 del Convenio Cambiario N° 1, así como en lo contemplado en el artículo 3 del Convenio Cambiario N° 4, en el artículo 8 del Convenio Cambiario N° 14, en el Convenio Cambiario N° 18 del 1° de junio de 2010, y con lo previsto en los artículos 29, 139 y 147 de la Ley General de Bancos y otras Instituciones Financieras y en los artículos 2, numeral 2) y 9 de la Ley contra los Ilícitos Cambiarios,



Resuelve:

dictar las siguientes,

NORMAS RELATIVAS A LAS OPERACIONES EN EL MERCADO DE DIVISAS


Artículo 1.- Los bancos universales, bancos comerciales, entidades de ahorro y préstamo y casas de cambio, debidamente autorizados para actuar en el mercado de divisas, podrán realizar operaciones de corretaje o intermediación en el mercado de divisas y anunciar esta actividad, de conformidad con los lineamientos, términos y condiciones dictados por el Banco Central de Venezuela.


Artículo 2.- A los efectos de la presente Resolución se consideran operaciones de corretaje o intermediación en el mercado de divisas, aquellas que resulten de una actividad dirigida a facilitar las transacciones entre compradores y vendedores de divisas en el mercado cambiario, previo cumplimiento de los lineamientos, términos y demás condiciones dictadas al efecto por el Banco Central de Venezuela.


Artículo 3.-Las personas señaladas en el artículo 1 de la presente Resolución, que actúen en el mercado de divisas, deberán anunciar públicamente en sus oficinas mediante avisos destinados a tal fin, el tipo de cambio oficial de compra y de venta de divisas, así como el porcentaje o monto aplicable por concepto de comisión por las operaciones de compra y venta de divisas que realicen de acuerdo con lo establecido en la normativa dictada al efecto por el Banco Central de Venezuela.

Paragrafo Único: La comisión a que se refiere el presente artículo será calculada sobre el valor en bolívares de la operación correspondiente.


Artículo 4.- Las personas señaladas en el artículo 1 de la presente Resolución, deberán discriminar en el documento donde conste la operación, el tipo de cambio aplicado y el monto de la operación, así como el monto y el porcentaje cobrado por concepto de comisiones.


Artículo 5.- Las casas de cambio sólo podrán efectuar operaciones de compraventa de divisas que tengan por objeto billetes extranjeros, cheques de viajeros o divisas a personas naturales a través de transferencias. Asimismo, podrán efectuar operaciones de compra de cheques en divisas a favor de personas naturales, y operaciones de cambio vinculadas al servicio de encomienda electrónica.


Parágrafo Primero.- Las casas de cambio podrán transferir, entre ellas, sus excedentes de divisas en efectivo, únicamente para su posterior exportación, a los fines de la reposición de sus fondos en moneda nacional.

Parágrafo Segundo.- El Banco Central de Venezuela podrá suministrar divisas a las casas de cambio a través de transferencias.

Artículo 6.- Los operadores cambiarios fronterizos debidamente autorizados sólo podrán realizar operaciones de compra o venta, en efectivo, de reales brasileros y pesos colombianos, según corresponda a su ubicación geográfica, hasta por el monto diario por cliente que el Directorio del Banco Central de Venezuela establezca en la Resolución especial que dicte al efecto en la que se regule su actividad.

Artículo 7.- Los establecimientos de alojamiento turístico podrán prestar a sus clientes el servicio de compra de billetes, monedas extranjeras o cheques de viajeros.


Parágrafo Primero.-Las divisas adquiridas por los establecimientos de alojamiento turístico conforme a lo establecido en el presente artículo, deberán ser vendidas al Banco Central de Venezuela a través de un operador cambiario autorizado.

Parágrafo Segundo.- Los establecimientos de alojamiento turístico que presten el servicio a que se contrae el presente artículo, deberán anunciar a su clientela, mediante avisos públicos destinados a tal fin, el tipo de cambio de compra de cuatro bolívares con dos mil ochocientas noventa y tres diezmilésimas (Bs. 4,2893) por dólar de los Estados Unidos de América.


Artículo 8.- Los bancos universales, bancos comerciales, entidades de ahorro y préstamo y casas de cambio, podrán realizar operaciones de cambio vinculadas con la prestación del servicio de encomienda electrónica de dinero desde el exterior hacia el país y/o desde el país hacia el exterior, distinto de las operaciones de transferencia de fondos.

Las operaciones de cambios vinculadas con la prestación del servicio de encomienda

electrónica de dinero a efectuarse desde el país hacia el exterior, no podrán exceder de dos mil dólares de los Estados Unidos de América (US$ 2.000,00) mensuales o su equivalente en otra moneda por cliente y en todo caso, deberán realizarse de conformidad con los montos aprobados en las Autorizaciones de Adquisición de Divisas emitidas por la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI).

Se define por operación de cambio vinculada al servicio de encomienda electrónica distinto de las operaciones de transferencia de fondos:

a) La entrega por parte del cliente a una de las personas autorizadas en el artículo 1 de esta Resolución, afiliada a un sistema central electrónico de información, traspaso y

compensación que funcione a nivel internacional, de una determinada cantidad de dinero en bolívares, que éste desea enviar hacia el extranjero, y la posterior recepción, por parte del destinatario, a través de una agencia en el extranjero afiliada al mismo sistema, de las divisas cuya entrega se ordenó; y

b) La recepción por parte del cliente de una determinada cantidad de dinero en bolívares entregada a él por una de las personas autorizadas en el artículo 1 de esta Resolución, afiliada a un sistema central electrónico de información, traspaso y compensación que funcione a nivel internacional, producto de una entrega de divisas realizada en el extranjero a una agencia afiliada al mismo sistema.

Artículo 9.- Las personas señaladas en el artículo 1 de la presente Resolución deberán suministrar al Banco Central de Venezuela la información que éste les solicite sobre las operaciones a que se refiere la presente Resolución, o la que éstos deban solicitar a sus clientes, así como cualquier otra información relacionada.

El Banco Central de Venezuela instruirá en los manuales, instructivos, o circulares dictadas a tales efectos, acerca de la naturaleza y periodicidad de la información y documentación a ser suministrada.


Artículo 10.- Sólo podrán efectuarse operaciones de compra y venta, en bolívares, de títulos valores denominados en moneda extranjera, emitidos o por emitirse por la República, sus entes descentralizados o por cualquier otro ente, a través del “Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)” del Banco Central de Venezuela.


Artículo 11.- Las operaciones de compra y venta a que se contrae el artículo anterior sólo podrán ser efectuadas a través de bancos universales, bancos comerciales y entidades de ahorro y préstamo, de conformidad con los términos y condiciones establecidos por el Banco Central de Venezuela en los instructivos, manuales y procedimientos que disponga al efecto.

El Banco Central de Venezuela determinará los títulos valores denominados en moneda extranjera, emitidos o por emitirse por la República, sus entes descentralizados o por cualquier otro ente, que podrán ser objeto de operaciones de compra y de venta, en bolívares, a través del “Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)”, y publicará diariamente la banda de precios en bolívares para la compra y para la venta de los títulos valores que se negocien a través de dicho sistema.


Artículo 12.- Los bancos universales, los bancos comerciales y las entidades de ahorro y préstamo deberán suministrar al Banco Central de Venezuela cualquier otra información adicional a la reportada a través del “Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)”, que éste les requiera, relacionada con las operaciones efectuadas en dicho Sistema. Dicha información deberá suministrarse en la oportunidad y forma que el Instituto señale al efecto.


Artículo 13.- El incumplimiento de lo establecido en la presente Resolución será sancionado de conformidad con la Ley.
Asimismo, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar, el incumplimiento de lo previsto en la presente Resolución en relación con el “Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)”, por parte de los bancos universales, bancos comerciales y entidades de ahorro y préstamo, así como de lo establecido en los procedimientos, circulares e instrucciones dictados en ejecución de ésta, dará lugar a la suspensión de aquéllos de participar en el mencionado Sistema, temporal o definitivamente. La reincorporación del operador cambiario suspendido en el “Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)”, sólo podrá ser autorizada por el Directorio del Banco Central de Venezuela, cuando, a su juicio, existan circunstancias que lo ameriten.


Artículo 14.- El Banco Central de Venezuela, en ejercicio de las atribuciones que le confiere la Ley que rige su funcionamiento, realizará las visitas e inspecciones que estime pertinentes a las instituciones autorizadas para operar como intermediarios en el mercado de divisas de acuerdo con lo previsto en la presente Resolución, a los fines de verificar el cumplimiento de los lineamientos, términos y condiciones dictados por el Banco Central de Venezuela en esta materia. Asimismo, podrá constatar la certeza de la información remitida conforme a éstos y los procedimientos aplicados a las demás operaciones relacionadas o conexas con las operaciones de intermediación antes indicadas, debiendo dichas instituciones suministrarle toda la información que sobre el objeto de la inspección sea requerida.


Artículo 15.- Se deroga la Resolución N° 07-12-01 contentiva de las Normas relativas a las operaciones de corretaje o intermediación en el mercado de divisas, de fecha 20 de diciembre de 2007, publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.836 de la misma fecha.


Artículo 16.- La presente Resolución entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.


Caracas, 1° de junio de 2010.

En mi carácter de Secretario Interino del Directorio, certifico la autenticidad de la presente Resolución.

Comuníquese y publíquese.


Luis E. Rivero Medina

Primer Vicepresidente Gerente (E)

Publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 39.439 de fecha 4 de junio de 2010

De la Normativa anterior se desprende, el siguiente Instructivo, por ende es importante su lectura y análisis:


INSTRUCTIVO PARA REALIZAR OPERACIONES DE COMPRA Y VENTA DE TÍTULOS A TRAVES DEL SISTEMA DE TRANSACCIONES CON TÍTULOS EN MONEDA EXTRANJERA (SITME)


A partir de la presente fecha, entra en vigencia el “Instructivo para realizar Operaciones de Compra y Venta de Títulos a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)”, cuyo objeto es establecer los lineamientos y el procedimiento que deberán cumplir los sujetos autorizados por el Banco Central de Venezuela, para efectuar operaciones de compra y venta, en bolívares, de títulos valores denominados en moneda extranjera, emitidos o por emitirse por la República, sus entes descentralizados o por cualquier otro emisor.


El Instructivo en referencia está suscrito por las Gerencias de Operaciones Cambiarias y de Sistemas e Informática como unidades responsables de su elaboración, por la Consultoría Jurídica como constancia de haberse evaluado en su aspecto legal, conformados por las Vicepresidencias de Operaciones Internacionales y de Administración, y aprobado por la Primera Vicepresidencia Gerencia.


La Gerencia de Operaciones Cambiarias y la Gerencia de Sistemas e Informática del Banco Central de Venezuela han elaborado el presente Instructivo, a fin de suministrar a los sujetos autorizados por el Banco Central de Venezuela, la información necesaria para participar en operaciones de compra y venta, en bolívares, de títulos valores denominados en moneda extranjera, emitidos o por emitirse por la República, sus entes descentralizados o por cualquier otro emisor, a través del “Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)”, desarrollado por el Instituto conforme a lo establecido en el Convenio Cambiario N° 18 y en la Resolución N° 10-06-01 del Banco Central de Venezuela relacionada con las “Normas Relativas a las Operaciones en el Mercado de Divisas”.


 
1. DE LAS OPERACIONES DE COMPRA Y VENTA DE TÍTULOS DENOMINADOS EN MONEDA EXTRANJERA.


1. Sólo los bancos universales, bancos comerciales y entidades de ahorro y préstamo podrán realizar en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME), las operaciones de compra y venta de los títulos emitidos o por emitirse por la República Bolivariana de Venezuela, sus entes descentralizados o por cualquier otro emisor, y a tales efectos se consideran Instituciones Financieras Autorizadas.

2. El pacto de compra y venta en bolívares de títulos denominados en moneda extranjera, se realizará a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME)”, usando para ello la pantalla “VEBO” de la referida aplicación.

3. Los títulos que podrán ser objeto de operaciones a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME), serán determinados por el Banco Central de Venezuela.

4. El Banco Central de Venezuela publicará diariamente en su página Web institucional (www.bcv.org.ve), la banda de precios en bolívares para la compra y para la venta de los títulos valores que se negocien en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME).

5. El Banco Central de Venezuela no tendrá responsabilidad en lo que se refiere a la liquidación de las operaciones con títulos que se realicen entre las Instituciones Financieras Autorizadas.

6. Todas las posturas de oferta y demanda deberán registrarse en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME), en virtud de lo cual, las Instituciones Financieras Autorizadas no podrán efectuar cruces de operaciones de compra venta entre sus clientes.

7. El Banco Central de Venezuela podrá suspender la negociación de un determinado título en caso de extrema volatilidad de su precio en el mercado o de cualquier otra circunstancia que a su juicio así lo amerite, a los fines de proteger los derechos e intereses de los compradores y vendedores del respectivo instrumento.

8. El Banco Central de Venezuela a través del Departamento de Divisas, adscrito a la Gerencia de Operaciones Cambiarias de la Vicepresidencia de Operaciones Internacionales de este Instituto, administrará y vigilará la correcta realización de las operaciones de compra y venta de títulos que se realicen en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME).

9. El horario para las operaciones del SITME está comprendido entre las 9:30 am y las 12:00 m, de los días hábiles bancarios.

10. Las posturas de compra y venta, en bolívares, de los títulos valores a que se refiere el presente Instructivo serán anónimas.

11. Las Instituciones Financieras Autorizadas deben seleccionar la operación de compra o venta a pactar, en virtud de que el sistema no contempla el cruce automático de operaciones.

12. Las Instituciones Financieras Autorizadas deberán liquidar las operaciones pactadas a través del SITME con fecha valor tres (3) días hábiles bancarios, contados a partir de su fecha de pacto.

13. Las Instituciones Financieras Autorizadas deberán verificar, antes de realizar una postura de oferta, la tenencia propia o de terceros, de los títulos a que se refiere el presente Instructivo. A tales efectos, podrán solicitar a sus clientes la custodia de los mismos.

14. Las Instituciones Financieras Autorizadas que por instrucción de sus clientes compren títulos a los que hace referencia el presente Instructivo, en el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME), podrán ofrecer a éstos el servicio de venta de tales títulos en el exterior.

15. Las Instituciones Financieras Autorizadas podrán fijar entre sí sus líneas de crédito para la realización de las operaciones que se realicen en el SITME.

16. Las Instituciones Financieras Autorizadas, deberán reportar diariamente al Banco Central de Venezuela todas las operaciones efectuadas a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME), sea cual fuere su naturaleza, en los términos, plazos y condiciones establecidos al efecto por el Banco Central de Venezuela mediante Circular dictada a tal fin.

17. Sin perjuicio de las sanciones administrativas a que haya lugar, el incumplimiento por parte de las Instituciones Financieras Autorizadas, de las previsiones contenidas en el presente Instructivo, podrá dar lugar a su suspensión temporal o definitiva del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME). La reincorporación de las instituciones financieras suspendidas sólo podrá ser autorizada por el Directorio del Banco Central de Venezuela, cuando, a su juicio, existan circunstancias que los ameriten.

2. DE LOS REQUISITOS Y RECAUDOS EXIGIDOS PARA PARTICIPAR EN EL MERCADO DE TÍTULOS DENOMINADOS EN MONEDA EXTRANJERA.

1. Los bancos universales, bancos comerciales y entidades de ahorro y préstamo, que participen en la compra y venta de los títulos a que se refiere el presente Instructivo, a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME), deberán remitir una comunicación al Departamento de Divisas del Banco Central de Venezuela, ubicado en el piso 12 de su Torre Financiera

2. Dicha comunicación deberá estar suscrita por la(s) persona(s) con firma(s) autorizada(s) y registrada(s) ante el Banco Central de Venezuela, debiendo indicarse los siguientes datos: nombre completo, cédula de identidad, cargo, teléfono, fax y correo electrónico de las personas autorizadas para efectuar las operaciones reguladas en el presente Instructivo.

3. La firma(s) autorizada(s) y registrada(s) será(n) validada(s) por el Departamento de Sistema de Pagos.


Link del modelo ilustrado del Procedimiento a Seguir para las Operaciones a través del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME):

http://www.bcv.org.ve/c7/pdf/guiasitmejun10ilus.pdf


Link para las Listas:

http://www.seniat.gob.ve/portal/page/portal/MANEJADOR_CONTENIDO_SENIAT/04ADUANAS/4.0NOTICIAS_ADUANAS/GO39437.pdf

Popular Posts